Colabora con el impulso

ULU tiene sentido con  tu participación, buscamos un LATIDO UNIVERSAL que sólo puede conformarse con la suma de muchas personas. Por eso te animamos a que colabores en esta aventura y formes parte de ella.

Una aventura que nos permitirá conocernos más a nosotros mismos y sobre todo escuchar el latido, aquel que nos indica el camino.

En enero de 2017 ha comenzado una campaña de financiación colectiva en Verkami para acabar la fase final del montaje (marzo – abril), que hemos conseguido!!!

Ahora vamos a encontrar la financiación para la postproducción (mayo – junio) de esta “película documental de acción” y estrenar en JUNIO de 2017.

Una película documental que tiene como propósito mostrar en las pantallas, en los cines, las maravillosas experiencias que suceden, cuando confiamos con el corazón a la VIDA.

Es un viaje, una experiencia a través de esta película, que te permitirá experimentar y ver algunas claves, para los momentos de cambio y transformación de la actualidad, desde una actitud creativa, en confianza, para transformar una crisis, en una historia de AMOR.

Una película guiada por la vida, sin guiones cerrados, con toda la intención, ilusión y compromiso para recoger un mensaje de ánimo y compartir con el mundo que otra visión de este bello planeta es posible desde el CORAZÓN y entre todos lo estamos haciendo.

El viaje en la película transcurre a través de un hilo conductor, una persona llega a un callejón sin salida y deja de seguir las imposiciones de una sociedad, que además van en contra de su corazón.

En ese momento, al parar, se da un giro en su vida y emprende un camino, una aventura impulsada por lo que su corazón le señala, para descubrir si hay algo más allá de “esas normas”, esa actividad lo lleva a unos encuentros, durante  años, donde graba a más de 70 personas que le van mostrando, van compartiendo las claves.

El corazón lleva tiempo llamando, llegó el momento de la acción, la activación.

“Es una película documental que inspira, de esas para verla varias veces, no es suficiente con una”. Fernando Colomo